kantupata en Cusco
Una arquitectura impresionante parece integrarse perfectamente a la Montaña Vieja al otro lado de Machu Picchu. Se trata del complejo arqueológico Kantupata que significa “el lugar de kantu” (la flor peruana).

El viajero que experimentó el Camino Inca podría tener una mejor idea sobre la ubicación de Kantupata, se encuentra más alto que Intipata, una ciudadela de granjas adosadas que se llega antes de Intipunku, lugar predilecto por los excursionistas para apreciar vistas panorámicas de Machu Picchu.

Este sitio enmarcado por un bosque y atravesado por nubes de niebla, de vez en cuando es iluminado por el sol contrastando con gigantes helechos. Su característica principal salta a la vista, posee una gran escalera de piedra que luego de subirla se llega a una gran plaza con un altar en el centro, el cual es rodeado por edificios y paredes. También se observan terrazas de cultivo hechos de roca viva, están en paralelo y provistas de fuentes de agua muy parecidas a las de Wiñay Huayna.

¿Cómo fue su descubrimiento?

arqueólogo Theo Paredes en KantupataEn 1990, mientras se dirigía la puesta en valor de Intipata por el arqueólogo Manuel Silva, su asistente Honorato Huilca le indicó que a dos horas más arriba de su ubicación, entre lianas, orquídeas y nieblas, se encuentra una ciudad perdida, por lo que juntos con machete en mano decidieron subir, lo cual le demandó 5 horas.

Ya anteriormente, en 1985, se había reportado este lugar por el arqueólogo Leoncio Vera, mencionando en un documento haber llegado a una gran escalera de piedra.

Desde ahí se podía apreciar el cerro Machu Picchu y la ciudadela por detrás y el pico más alto es el Huayna Picchu. Una vez que Manuel Silva viera Kantupata, el siguiente paso era hacer un proyecto y financiarlo.

Es así que el arqueólogo Theo Paredes decide presentar este proyecto al Instituto Nacional de Cultura (INC) del Cusco. La aprobación la obtuvo recién en 2005 a través de la institución Poqen Kanchay que él mismo dirige y consiguiendo fondos de la Fundación Norteamericana AMB.

Ese año se iniciaron los trabajos de limpieza y también de comprensión cosmogónica. El proyecto concluyó en agosto del 2008.

Según Paredes, esta cultura aportó más de 150 productos y comestibles con conocimiento de la genética, no sólo en la parte vegetal sino también en la animal. Asimismo, los incas desarrollaron más de 300 variedades de alpacas con nombre propio y una variedad más exclusivamente para carne.

Cómo Llegar:

Aunque Kantupata aún no puede ser visitado por los viajeros, la buena noticias es que ya está en los planes la puesta en valor de este magnífico complejo arqueológico. La ruta idónea para llegar a este destino es tomando el Camino Inca hacia atrás, en la dirección opuesta a la clásica ruta para el turista que va al santuario de Machu Picchu, llegando tan lejos como Wiñay Huayna.

La ubicación corresponde a Intipata que es lo más próximo a Kantupata

Ver mapa más grande
Conozca más sobre Theo Paredes y Poqen Kanchay:

(Fuente: enperublog.com, youtube-giovani roca; Foto y Vídeo: Youtube-Michael Zevallos)