La Piedra de Alto Larán y su Peculiar Leyenda en Chincha

La Piedra de Alto Larán y su peculiar leyenda en Ica

Siguiendo con nuestro recorrido por el Perú, llegamos al departamento de Ica, para encontrar la famosa Piedra de Alto Larán, que es uno de los 12 distritos de la provincia de Chincha. No cabe duda que la leyenda de Chincha más famosa es otorgada a esta descomunal roca que obstruye la vía pública, y ni las autoridades se atreven a removerla pues estaría maldita.

La Piedra de Alto Larán

Se trata de una piedra, que a pesar de haberse asfaltado el lugar, ha permanecido durante mucho tiempo en plena vía pública. Exactamente se ubica a una cuadra de la Plaza de Armas de dicho distrito.

Los pobladores de la zona lo consideran un patrimonio natural y ya forma parte de su folclore. Solo se limitan a observar y relatar su fantástica historia de generación en generación. ¿Pero, qué pasaría si alguien pretende sacarla del lugar?

Uno de los mitos señala que si se retira la roca, el mar se saldría por allí. Y aunque se especuló que sería cortada, aún sigue intacta. Ni siquiera el municipio se ha atrevido a sacarla, aunque no debería seguir ahí por motivos de seguridad.

La leyenda chinchana cuenta que hubo un hombre que engañó al diablo encerrándolo en el pozo cubierto con esa inmensa roca. ¿Quieres saber los detalles de la leyenda?

📣Te recomiendo: La leyenda de la casa encantada de Yanahuara.

Leyenda de la Piedra de Alto Larán

El suceso se centra en el año de 1899 en el distrito de Alto Larán. En aquél lugar vivía Don Pancho Magallanes, un esforzado agricultor y padre de 10 hijos quien se dedicaba a cultivar naranjos pero siempre tuvo mala suerte en la actividad. Casi todas las campañas le significaron pérdidas por el descontrol de las plagas y la falta de riego adecuado.

El agricultor y el diablo en la leyenda piedra Alto Larán

Las ventas de sus naranjas les era insuficiente para sostener a su numerosa familia. Sus ganancias apenas cubrían los gastos de alimentación y así la situación económica se ponía cada vez más difícil.

Un día de aquellos colmado de incertidumbre, Pancho se lamenta de su situación y exclamó a viva voz: «Ya no puedo más, otro año de mala cosecha, Dios por favor acuérdate de mí».

Sin saber qué hacer y fatigado por la mala suerte que está viviendo, sale a media noche a meditar por las cercanías de su chacra. Se arrodilla, mira al cielo y trata de implorar bendiciones para que sus tierras mejoren, pero en eso escucha una voz fuerte que lo llama desde la oscuridad.

¡Pancho! ¡Pancho! se escucha en la penumbra, lo que asusta al agricultor. Se pone de pie y corre asustado hasta llegar a su casa, pero algo le decía que debe detenerse y regresar. Así lo hizo, y al llegar a su chacra, una nebulosa sombra le dice: “Hola panchito soy Satanás, he venido a socorrerte pues escuché tus súplicas, dime lo que necesita y te lo daré”.

Pancho quedó totalmente sorprendido mirando con atención la sombra que habla. Ante eso el diablo le dice que no se asuste y que él llegó para ayudarlo y brindarle las riquezas que quiera.

Muy sorprendido en incrédulo, Pancho le dice: “Cómo es posible que me des riquezas si soy un ignorante, y solo tengo tierras secas que no producen por las plagas. Pero dígame, ¿Cómo puedo tener fortuna?». Satanás le responde: “Muy fácil, solo pídelo. Soy muy poderoso y te daré todo lo que pidas”

Con los problemas a cuestas y pensando que esta es la gran oportunidad que buscaba, Don Pancho le responde: “Te pido que mis tierras sean fértiles y mi descendencia con mi apellido nunca se acabe. Que las generaciones de mi familia continúe hasta que se forme un pueblo, mis tierras se expandan y ellos las trabajen”.

El personaje de las sombras le dice: “Correcto, cumpliré tus peticiones. Tus hijos y nietos vivirán en este lugar hasta que formen un poblado muy grande, el cual se llamará Alto Larán. Pero a cambio me darás tu vida a partir de hoy hasta el día que venga por ti”.

Muy feliz por la bonanza que viene en su vida y para su familia, Pancho aceptó el pacto, pero bajo un alto costo.

Transcurrieron 3 décadas desde aquel acuerdo y el agricultor ya se veía viejo y cansado. Disfrutó de la buena vida al lado de su hijos y nietos, y decidió regresar al mismo lugar donde realizó el pacto para darle las gracias a Satanás.

Al llegar escuchó la voz que le decía: ¡Pancho!, ¡Pancho! Sin atemorizarse como la primera vez, da unos pasos hacia la voz y el maligno le dice: “Ya sabes quién soy y a qué he venido”

Sí, le dice Pancho. ¿Y no te da miedo? le pregunta el diablo. A lo que Pancho le dice: “No porque ya estoy anciano, con achaques y sin fuerzas, por eso te pido que me lleves”. Satán escucha y le dice: “Muy bien, vayámonos entonces”. A lo que Pancho le exclama: “Eso haré, pero antes tengo una última petición si te parece bien. ¿Puedo?” Satán le dice: “Qué quieres”.

Pancho contesta: “Quiero que caves un pozo de mil metros de profundidad. Es que solo así podré dejar el suficiente abastecimiento de agua para mis tierras en el futuro”. El diablo acepta sin presagiar un plan inesperado.

El maligno se pone manos a la obra, y ya cuando faltaban mil metros para terminar, Pancho ordenó a sus peones a conseguir la roca más inmensa que encuentren en la quebrada de Aylloque. Y así lo hicieron.

Ya en en el lugar utilizaron la descomunal piedra para tapar el pozo, dejando atrapado al diablo en su interior.

La Piedra de Alto Larán y su peculiar leyenda en Chinca, Ica

En la actualidad aún existe esa piedra que tapa el supuesto pozo. Pero valgan verdades, a la fecha de hoy ni las autoridades locales hacen algo por retirar la piedra. La población afirma que la piedra está maldita. ¿Qué opinas?

Algo más sobre Alto Larán:

Este distrito creado en 1965, es denominada Tierra del Sol y los Recursos Hídricos. Su Plaza de Armas está ubicada al Este del distrito, sus viviendas está hechas de adobe y quincha mejorada, solo de primer piso.

Sus pobladores se dedican a diversas actividades económicas como la ganadería, la agricultura, a la venta de productos de pan llevar, entre otros.

Sus lugares históricos son: los petroglifos de Huancor denominada la biblioteca de los chinchas, las huacas, las Tumbas de Portachuelo, la Piedra del Inca, la Iglesia Matriz del Alto Larán construida con una sola nave, torre y cúpula, la Casona de Alto Larán donde se encuentra la primera iglesia de este pueblo construida en 1863.

Otros lugares turísticos son: las siete compuertas, la Hacienda La Calera, las ocho Huacas, entre otros.

Cómo llegar

La Piedra de Alto Larán está ubicada exactamente a 1 cuadra de la Plaza de Armas de Larán, tomando la calle Colón en la Av. Independencia.

Un recorrido de 2 horas y 52 minutos por la carretera de la Panamericana Sur, partiendo desde el Cercado de Lima, estarás llegando a la Plaza de Armas de Alto Larán. A continuación te mostramos la ruta gracias a Google Map.

Ver vídeo

Una peculiar leyenda nace en esta parte de nuestro país y que llama la atención de todos los que pasan cerca a la plaza de armas de uno de los distritos de Chincha. Agradecemos el vídeo al canal A Mi Chincha Querida.

💡 Puedes leer más del tema consultado las páginas: Wikipedia.org y Mincetur.gob.pe, sección recursos turísticos y revisando el artículo “La Piedra del Inca”.

No cabe duda que este tema crea polémica por lo fantástico del relato. Ya depende de ti si crees o no la leyenda, pero a pesar de todo la roca sigue firme y sólida en Alto Larán. Puedes viajar a Chincha y comprobarlo por tu cuenta.

¿Conocías esta leyenda de Chincha? ¿Te gustan las leyendas peruanas? ¿Por qué crees que se creó esta leyenda? ¿Crees que sea real?

Deja tu comentario para iniciar la conversación y no te pierdas este post sobre la historia y leyenda de las Islas de Pachacámac. Te gustará mucho, no te lo pierdas.

Deja una respuesta