La Lechuga es la verdura que desintoxica el organismo

La lechuga es una verdura de regiones semi templadas cultivada para fines alimentarios. Puede ser consumida cruda por ejemplo en ensaladas y se le encuentra en los mercados durante todo el año.

Está compuesta de 95 gramos de agua, por lo que se recomienda para aquellas personas que están a dieta, por tener un valor calórico muy bajo y depurativo.

Aporta agua y potasio, lo cual ayuda a la digestión, al correcto funcionamiento de los nervios y el movimiento muscular, mientras limpia el organismo y lo desintoxica.

Por su alto contenido en vitamina K hace que la lechuga sea beneficiosa para una buena coagulación de la sangre, siendo también favorable para el metabolismo de los huesos.

Posee magnesio, un mineral que ayuda al sistema cardiovascular ya que protege al corazón y mantiene el ritmo cardíaco al igual que la presión arterial

Es recomendable en casos de ataques nerviosos, dolores menstruales y normaliza los estados hormonales alterados.

Las personas que sufren de diabetes pueden sacarle provecho pues ayuda a regular los niveles de azúcar, previene la adherencia de grasas malas a las paredes arteriales; combate la obesidad por sus propiedades diuréticas, el colesterol disminuye, así como los síntomas de arteriosclerosis.

Cantidad de Vitamina C en la Lechuga

La lechuga es bueno para la gastritis

De todas las vitaminas que aporta la lechuga, la vitamina C viene en cantidades mayores a 13 miligramos, por lo que contribuye a fortalecer el sistema inmunológico y previene la acumulación de radicales libres en el organismo, lo que podría derivar en una enfermedad, también previene el envejecimiento y males como el cáncer, es decir es un excelente antioxidante.

Asimismo, cuenta con 37 miligramos de calcio y esto ayuda a fortalecer nuestro sistema óseo.

Para combatir enfermedades en el sistema respiratorio como asma, bronquitis, bronco espasmos los tallos son usados para este tipo de tratamiento.

Cabe señalar que la lechuga es una fuente de infección de enfermedades gastrointestinales como la fiebre tifoidea, el cólera y salmonelosis, por lo que se aconseja consumirlas bien lavadas con agua potable y desinfectadas con una solución microbicida.

Hacer la dieta con la lechuga

Si te has propuesto a bajar de peso, incluir la lechuga en tu dieta es una excelente opción, y es que este alimento muy sencillo de cultivar, genera una sensación de saciedad, y lo más importante lo puedes encontrar en cualquier mercado cerca a tu casa.

Sin embargo, es recomendable previamente hacer la consulta a un médico para comenzar con este tipo de régimen alimenticio.

Un alimento rico en fibra

La lechuga al tener gran cantidad de fibras, humedece el tracto intestinal y facilita el proceso digestivo en nuestro organismo. Por otro lado, se considera que esta verdura causa diarrea, es decir las heces acuosas son excretadas de manera rápida de nuestro cuerpo, misma condición que es generada cuando un alimento atraviesa apresuradamente el tracto intestinal. Si esto persiste, se recomienda acudir a un médico.

Se debe tomar la precaución que durante la diarrea, tomar mucha agua, pues en este estado, el organismo tiende a perder mucho líquido.

Por otro lado, es importante realizar una adecuada limpieza al momento de comprar la lechuga, ya que es una planta expuesta a bacterias, gérmenes o enfermedades. Además, se debe tomar cuidado en qué lugares se consume y de prepararla mejor en casa. Es mejor pasarlo por un sistema de filtro de agua y mejor aún por vinagre que es una sustancia que ayuda a la eliminación de las bacterias y gérmenes.

La lechuga ayuda a dormir

Gran número de personas sufren de insomnio, es decir que no logran conciliar el sueño, ocasionado generalmente por las preocupaciones o estrés en el ámbito laboral o familiar. Si bien en el mercado existen medicinas para este problema, éstas tienden a ser adictivas.

Por lo cual, la medicina naturista es una excelente alternativa para aliviar esta condición de salud. Es así que el Té de Lechuga es altamente recomendado para dormir, sin generar efectos secundarios, ni afecciones de salud en el futuro, y lo mejor es mucho más accesible económicamente hablando. Es un perfecto sedante.

¿Y cómo se prepara el Té de Lechuga?

En medio litro de agua previamente hervida, se agrega la sección central y el tallo de la planta, y dejar que hierva por 5 minutos más aproximadamente. Colar todo el líquido y dejar reposar por 10 minutos. Consumir 20 minutos antes de que te dispongas a dormir.

La planta con más propiedades medicinales

Una de las cualidades de esta planta es que puede generar una gran variedad de vitaminas como A, C, E, K, B1, B2, B3, y B9, siendo este último con contenido de Folato o ácido fólico que proporciona nutrientes que previene las posibles malformaciones congénitas durante el embarazo. También es un excelente aporte al cuidado y protección en algún tipo de cáncer.

El Exceso de potasio

Cuando pensamos en consumir la lechuga, lo primero que se nos ocurre es en prepararlo en una ensalada, siendo un vegetal muy económico y fácil de conseguir. Y conociendo sus beneficios nutricionales, pues ésta se convertirá en parte de tu dieta, en especial si quieres bajar de peso.

Sin embargo, cualquier cosa que se coma en exceso muchas veces no es bueno. La lechuga no se salva de esta cláusula. Y es que consumirla bastante y en poco tiempo, ocasiona que su contenido del mineral del potasio, en lugar de acumularse en grandes cantidades, comienza a experimentar un descenso en el cuerpo.

Esto conlleva a que se sienta un agotamiento o fatiga sin motivo aparente, cuyos síntomas llevan a debilitar los músculos, causar dolor estomacal, provocar náusea y vómitos.

¿Y cómo se corta la lechuga Iceberg?

Son diversos tipos de lechuga que encontramos en el mercado, una de ellas se conoce como Iceberg, con forma similar a un repollo y cuyas hojas son muy difíciles de quitar. En el siguiente vídeo de Youtube en el canal de cookingguide, podrás aprender una manera fácil de cortar esta lechuga y tenerla lista para tu ensalada.

Tienes otras lechugas más por escoger y utilizar para tus comidas como la romana, muy común y que se utiliza en la ensalada césar, la escarola, hoja de roble, batavia, cogollo, endivia, espinaca y canónigo. ¿Te gustó este post? coméntanos en el recuadro de abajo y cuéntanos de qué manera te gusta más consumir este beneficioso vegetal. No olvides compartirnos en tus redes sociales.

A compartir!